Consultoría de Marketing Online en Barcelona

932 389 600
Llámanos
+34932389600
Contáctanos

La analítica web: tu mejor aliada

La analítica web: tu mejor aliada

En Internet hay que probar muchas cosas y medir muchas más.

Javier Rodríguez Zapatero,

Director General de Google en España, Portugal y Turquía.

Tener una web para estar presente en Internet ya no es suficiente. Si te quedas sólo con esta opción, perderás por el camino muchísimas posibilidades de éxito. Hoy en día, lo más lógico es que quieras saber qué ocurre en tu página. Y para ello, necesitas hacerte amigo de la analítica web o Google AnAlytics.

Pero, ¿qué es la analítica web?

Quédate con estas dos palabras porque van a ponerte las cosas más fáciles. Google Analytics es un servicio de analíticas en el que se mezclan estadísticas y análisis para obtener información de lo qué ocurre en una página web, ya sea personal o corporativa.

Como diría Gemma Muñoz, co-autora de los libros Analítica Web en una Semana, El Arte de Medir y Métricas del Marketing, se trata de la medición, recogida, análisis y reporting de los datos de tráfico web con el objetivo de entender y optimizar la navegación web.

analítica web

Viajamos, si os apetece descubrir sus orígenes, allá por el año 2006. En esa época, Google presentó una herramienta totalmente innovadora. Todos sabemos que Internet es una red de oportunidades pero hay que saber encontrarlas, interpretarlas y aprovecharlas. ¿De qué nos sirve tener una web sino sabemos cuántas visitas recibimos y por cuánto tiempo? ¿A caso no es importante descubrir a través de qué palabras localizan nuestro site? ¿Cuántas personas pueden convertirse en clientes si tenemos una shop online? Estas y otras preguntas empezaron a tener respuesta gracias a Google Analytics.

En Imas3 pensamos que no hay que lanzar cualquier web sino aquella que se ajusta a las demandas de quienes nos visitan, ya sean clientes o no. Por eso, es fundamental conocer cómo es la navegación para mejorar su diseño y contenido de la página. Y también, por supuesto, la rentabilidad de tu negocio.

Fíjate en la cantidad de información que quizá estás perdiendo por no confiar en la analítica web:

  • Número de visitas. Descubre qué tráfico tiene tu web. ¿Es el que esperabas? ¿Coincide con tus objetivos? ¿Has sufrido pérdidas? ¿A qué se deben?
  • Duración de visitas. Ahora puedes saber el tiempo que están los usuarios en tu página. Mayor tiempo de estancia indica que encuentran un contenido de interés.
  • Información sociodemográfica de los usuarios. ¿De dónde son? ¿Qué perfil tienen? ¿Nos interesa aprovechar algún país para lanzar una campaña?
  • Páginas vistas. ¿Qué es lo que más visitan en tu web? ¿Y lo que menos? ¿Qué contenido interesa más? ¿Coincide con tus expectativas?
  • Porcentaje de rebote. ¿Por qué un usuario entra en nuestra web y sale sin interaccionar? ¿Hay alguna forma de evitarlo?
  • Palabras claves. ¿Cómo encuentran tu web? ¿Qué escriben en el buscador? Si consigues tener esta información, podrás sacarle más partido a las keywords. Posicionarlas en la página es la clave.
  • Número de conversiones. No nos engañemos. Esta puede ser la parta más importante para ti si vives de tu página. ¿Qué tipo de web tienes? ¿Cuál es el objetivo? El ejemplo más claro es el de una web comercial, en la que se vende un producto y/o servicio. El objetivo no es otro que conseguir que el usuario realice una compra. Pero si tienes una página personal como un blog, quizá te interesa que tus visitantes se suscriban a tu newsletter. Las conversiones te mostrarán el número de personas que han realizado esa acción.

Una usabilidad correcta tiene mucha relación con unos datos de conversiones positivos. En caso contrario, quizá es conveniente realizar cambios en el diseño para conseguir nuestro objetivo. Gracias a la analítica web, conseguirás sacar partido a toda esta información.

Pero esto no es todo. Hay muchos otros datos más. Seguro que te interesa saber cuál es la salud de tus redes sociales, desde qué dispositivos acceden a tu sitio web o determinar el tiempo de carga en la página. Por si fuera poco, todos estos números se reflejan en tablas y gráficos que facilitan su presentación e interpretación de forma personalizada. Porque, como no podía ser de otra forma, de nada sirve tener datos sino se analizan.

Un buen analista web no sólo analiza una gran cantidad de datos. También marca objetivos, interpreta datos, toma decisiones.

Entonces, ¿Por qué tendrías que confiar en la analítica web?

  • Para conocer a tus usuarios. No pierdas la oportunidad de demostrarles que son importantes para ti.
  • Para mejorar y crecer en el mundo online. ¿No pensarás tener siempre la misma web? Necesitas retos y cambios que se adapten a los nuevos tiempos y a las preferencias de quienes te visitan.
  • Por último, y no menos importante, porque es una herramienta totalmente gratuita que, tal y como te dijimos al principio, te pone las cosas más fáciles.

¿Necesitas más motivos? Pues todavía tenemos otro. Con Google Analytics saldrás ganando. En los próximos post, te contamos los pasos qué hay que hacer para activar el servicio y no perder más datos por el camino. Recuerda que la analítica web es tu mejor aliada.

¡Hasta la próxima!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.